Mensaje a la nación

Escucha»Mensaje a la nación junto a la Academia de Ciencias de Nicaragua» en Spreaker.

El Comité Científico Multidisciplinario (CCM) y la Academia de Ciencias de Nicaragua (ACN) se unen al llamado de las asociaciones médicas nicaragüenses demandando al Gobierno y a la ciudadanía cambios sustanciales en el manejo de la pandemia del coronavirus.

Mientras la Organización Mundial para la Salud (OMS) informó recientemente que Nicaragua ya se encuentra en la fase de transmisión comunitaria, en las diferentes declaraciones oficiales hasta el momento, se omite reconocer esa realidad y se declara sin ninguna evidencia que lo fundamente, que la pandemia en Nicaragua está bajo control. En la carta de la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) respondiendo a cuatro exministras y un ex ministro de salud de Nicaragua señala la falta de respuesta gubernamental a varias de sus solicitudes, indicando que “hasta la fecha, el Centro Nacional de Enlace (CNE) de Nicaragua ha presentado la información requerida de manera irregular” e igualmente señala que “aún estamos a la espera de recibir respuesta a nuestras solicitudes, a pesar de las numerosas comunicaciones de seguimiento”.  Mientras, a diario conocemos de la muerte de familiares, amigos, vecinos y personal sanitario, ocasionada en muchos casos por la imposibilidad de encontrar atención médica en los hospitales del país.

Por lo anterior demandamos al gobierno de Nicaragua a seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su oficina regional, la OPS, de favorecer el distanciamiento físico, dejar de promover actividades masivas que solo contribuyen a aumentar el contagio, suspender las clases en todos los niveles, la suspensión temporal de labores en actividades no esenciales, asegurar el pago de las jubilaciones por medios que no obliguen a los pensionados a hacer filas. En los servicios médicos, lo más urgente es la dotación de equipos de protección al personal sanitario, ampliación del número de camas con hospitales temporales, asegurar la dotación de oxígeno y otros insumos esenciales para los enfermos.

Hacemos un llamado a la ciudadanía para que voluntariamente asuma su confinamiento familiar en casa con la excepción de actividades esenciales. Que conscientemente adopte como obligatorio el uso de mascarillas, así como caretas faciales o pantallas protectoras y la distancia física de al menos 2 metros cuando fuese necesario salir.

Exhortamos a las empresas privadas a seguir el ejemplo de algunas que ya han suspendido temporalmente labores para evitar más contagios. La protección y salvaguarda de la vida humana requiere tomar medidas enérgicas ante la propagación del virus para reducir el riesgo de exposición y transmisibilidad. Esto incluye medidas de higiene personal, y acciones como el cierre temporal de los negocios no esenciales para reducir el número creciente de contagios. Igualmente sugerimos el establecimiento de horarios diferidos en actividades esenciales.

Como una necesidad de protección a los más vulnerables o a los que han quedado sin ingresos, recomendamos al Gobierno impulsar una política pública que brinde apoyo alimenticio a los trabajadores del sector informal, así como la gestión activa con el sistema financiero y las empresas involucradas para obtener una moratoria en el pago de préstamos atrasados por la pandemia, al igual que en el pago de los servicios públicos.

Nos solidarizamos con todas personas afectadas y sus familias; al tiempo que llamamos a toda la ciudadanía nicaragüense a seguir las recomendaciones de higiene y prevención, redoblar su esfuerzo de distanciamiento físico, y cuidar con esmero a los más vulnerables de la sociedad.

Hacemos votos para que el pueblo nicaragüense sepa enfrentar esta nueva amenaza global actuando como un pueblo unido y solidario, con la seguridad que, con el esfuerzo y colaboración de todos y todas, saldremos adelante.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *